El ciclo de mejora continua.

Se ha hablado y escrito mucho sobre el círculo de la calidad, el ciclo PDCA o el ciclo de mejora continua y «Ciclo de Deming» en honor a Edwars Deming, quien lo popularizó en Estados Unidos. Es menos conocido como «Círculo de Shewhart», tarea que amerita investigación y dejo pendiente para otra publicación.

Posiblemente entre los lectores haya más de uno con formación en ingeniería o ramas afines que conozca bastante y nos pueda ilustrar mejor que nadie sobre esto. Haremos un rápido resumen que resulte sencillo para todos, sobre todo para aquellas personas que empiezan con esto y quieren hacer uso de esta importante herramienta de calidad, la orientación de este breve artículo no estará centrada únicamente en la ingeniería; como lo mencionamos líneas arriba, buscamos la aplicación de esta herramienta para todo tipo de propósito empresarial o personal. Empecemos; las iniciales (en inglés) de cada una de las etapas de este ciclo, dan origen a uno de sus nombre más conocidos «Ciclo PDCA» y se explicarían del siguiente modo:

Planear (P).- Así es, es pensar lo que se quiere hacer y darle la claridad necesaria. Ponerlo en blanco y negro como se suele decir, con fechas claras, metas concretas y responsables bien identificados para su ejecución.

Hacer (D).- Es ejecutar los planes, poner las manos a la obra, empezar el trabajo planeado. Esta etapa la mayoría de las veces resulta postergada. Debemos ser disciplinados y empezar con la realización de lo planeado, de otra manera todo quedará en hermosos sueños.

Revisar (C).- Una vez que se se ha terminado el paso anterior, inclusive mientras está en ejecución sobre todo si son tareas de larga duración; se deben hacer revisiones a los resultados o a los avances según sea el caso, para validar si los resultados alcanzados van conforme a lo planeado en el primer paso. La finalidad es poder detectar las desviaciones del plan original. Salvo que ya tengamos un dominio completo y absoluto del tema que estemos tratando, nuestros planes no sufrirán desviaciones. Ese será un caso que se nos presentará considero en muy pocas oportunidades, sobre todo al empezar. Por lo tanto no nos desanimemos si las cosas no salen conforme las planificamos, es usual que el optimismo nos gane al principio durante la planificación, ya luego la experiencia nos enseñará a efectuar mejores estimaciones.

Actuar (A).- ¿Hay cosas por mejorar identificadas en la etapa anterior? manos a la obra nuevamente, debemos aplicar las acciones pertinentes y los ajustes necesarios para lograr que el plan se ejecute conforme a las estimaciones realizadas y podamos cumplir así con los objetivos que nos hemos propuesto.

No debemos olvidar que se trata de un ciclo, significa que si hemos llegado a esta etapa, debemos hacer girar la rueda y empezar nuevamente, hacerlo nos permitirá alcanzar mejoras de manera permanente, no debemos detenernos al terminar los primeros pasos, son importantes es verdad, pero tenemos que reconocer que para llegar a nuestro destino y al pleno cumplimiento de nuestros objetivos tenderemos que dar muchos pasos hacia adelante, sin desfallecer, con la confianza plena y la seguridad de que cada paso que demos nos estará acercando cada vez más a ese lugar que todos queremos alcanzar: La satisfacción y felicidad de lograr el éxito.

Raffo Castañeda. Marzo 01 2019

Ésta es una publicación de Ideas de Éxito: una organización de servicios diversos que busca la satisfacción de las necesidades de sus clientes por medio del uso de plataformas tecnológicas, el aprendizaje, esfuerzo, dedicación y disciplina. Hazme llegar tu opinión y comentarios en la sección de comentarios de nuestras publicaciones o por medio de un correo electrónico a informes@ideasdeexito.com

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.